jueves, 22 de mayo de 2014

Mansion y castillo bailarina

En esta ocasión os presento la vivienda de una importante bailarina de epoca Áurea de Sarrà ( 1889-1974), Aurea de Sarra fue una gran bailarina de principios de siglo.


Apasionada de mujeres de la mitología greco-romana y de alto nivel cultural que dio vida en sus coreografías a heroínas bíblicas y diosas mitológicas como Salome, Niobe, Demeter,Circe, Fedra o Salambon

Hija de un rico farmacéutico Jose Sarra fue educada por su hermana mayor Emilia.

Se presento como bailarina de unos innovadores cantos plásticos en Madrid (1920) y Paris (1921).

Apasionada de las mujeres de la mitología Grecolatina, consiguió un gran éxito que conquisto a los intelectuales de Cataluña, en especial a Carlos Rahola y Juan Estelrich.

Recibió criticas del los miembros del manifiesto amarillo, que la atacaban alegando que era una bailarina seudoclasica.

Después de sus éxitos en Madrid y Paris empezó una gira mundial que la llevo a Londres, Buenos aires,Egipto y Grecia. Obtuvo gran éxito en Egipto delante de la corte Fouard y Grecia fue la culminación de su carrera en tierras extranjeras.Fue allí donde tubo amistad con los poetas kostis Palamas y Kopnstandinois Kavafis.

Aurea recibió la Orden del Fenix de manos del estado griego Pangalos.

Aurea actuó en todos los teatros Griegos y recibió excelentes criticas de la prensa Griega a parte de los intelectuales griegos.

De vuelta a Cataluña en el 1928-1932 recibió soporte económico y intelectual de la fundación Bernat Metge.

A pesar de las criticas Aurea hizo una gira por Cataluña a la vez que recibía homenajes de parte del nuevocentrismo catalán., a principio de los cuales fue a la maison doree de Barcelona el 28 de febrero de 1928.

Su actividad como bailarina culmino en un monográfico dedicado al teatro griego de 1930, esa fue su ultima gran actuación.

A partir de 1932 las apariciones de Aurea fueron decreciendo hasta su desaparición total.

Su casamiento con un critico de arte madrileño Jose Francesdetura finalizo su actividad como bailarina y se dedico a una jubilación de recuerdos junto a su marido.

Después de ir perdiendo propiedades murió sola y arruinada en 1974

En el “Castillo” situado en frente de esta mansión se encuentra su tumba llena de moho y en total olvido.

Posiblemente los últimos años de la vida de Áurea serían penosos, viendo como se desmoronaba una vida dedicada al arte de la danza llena de éxitos y dinero.