lunes, 5 de mayo de 2014

Lavadero anti tuberculosos Rubio i Bellver

Esta vez veremos un edificio destinado a la cura de tuberculosos, aunque no se a podido acceder al interior ya que esta fuertemente fortificado y vigilado, no se muy bien el porque, parece que hubieron okupas allí.

Historia.

Este edificio de estilo modernista se construyo en 1905,su arquitecto fue Joan Rubio i Bellver.
A finales del siglo XIX, la falta de normas de higiene y las condiciones socio económicas (aumento de la población, crisis del mundo rural ...) hicieron que algunas enfermedades, como el tifus y la tuberculosis, fueran la causa de un gran número de muertos. Una de las medidas más seguras era el aislamiento de los enfermos en lugares apartados al aire libre. Por eso se proyectaron muchos sanatorios en las montañas. El proyecto fue encargado a Rubió i Bellver, uno de los arquitectos más destacados de la generación final del modernismo. A pesar de que se levantaron algunos edificios de este complejo sanitario, que no llegó nunca a funcionar como tal, sólo queda el pabellón que debía utilizar como lavadero y para desinfección. El resto fue destruida durante la guerra civil.
El edificio, con una superficie de unos 250 metros cuadrados, tiene dos niveles. Está constituido por un piso central circular, rodeada de ocho torres cilíndricas y de una novena que un poco separada del resto.Las cubiertas son cónicas y están recubiertas de mosaico.Abandonado durante muchos años, sufrió un fuerte deterioro como consecuencia de la falta de mantenimiento.Los Lavaderos, como es también conocido por los vecinos de la zona, forma parte ahora del patrimonio arquitectónico de Barcelona y, por tanto, su reforma global ha sido fiel al proyecto de Rubió i Bellver. Su aspecto exterior no sufrirá cambios, la fachada será exacta al original, pero el interior será acondicionado para transformar el pabellón en una vivienda familiar.